sábado, 17 de enero de 2009

Dios en los autobuses

Ya parece que ha dejado de hablarse de la publicidad que han contratado algunos grupos ateos para poner en algunos autobuses londinenses y españoles (creo que ha sido en Barcelona). Otros, no sé si como reacción a los primeros o porque tienen al mismo asesor publicitario, optaron por el mismo sistema para decir que Dios sí que existe. ¡Viva la pluralidad!

Particularmente no entiendo que alguien se gaste dinero en una publicidad que no le va a reportar beneficio económico alguno (por lo menos eso es lo que parece), pero son libres de hacerlo, faltaría más. Yo también me gasto dinero en apuntarme a carreras populares que sólo me reportan cansancio durante muchos minutos y un instante de gozo al cruzar la meta, así que no soy el más indicado para llamar tonto a nadie por hacer cosas aparentemente absurdas.

Tengo que decir que no he oído declaraciones críticas con estos carteles a ningún jerarca eclesiástico, cosa que me agrada enormemente porque cualquier cosa que se diga sobre este tema no sirve más que para darle más publicidad aún y, además, gratis (la que le pueda dar yo es tan escasa que no creo que me lo agradezcan los artífices de la cosa).

No creo que con estos carteles nadie pretenda “convertir” al ateísmo a nadie y me parecería una tontería muy grande que algún grupo de creyentes, de la religión que fuese, viese amenazada su fe por estos carteles en los autobuses (y por el montón de artículos en periódicos e Internet y debates en la radio y en la tele que esto ha generado). Si alguien pierde su fe por algo tan nimio como esto, es que no la tenía y, que yo sepa, es difícil perder lo que no se tiene. Y si alguien tiene miedo de que esto reste seguidores a su religión es que ese alguien es un memo integral al que sólo le interesan las estadísticas de feligreses y no la fe real de los mismos, en cuyo caso tampoco creo que semejante persona esté muy convencida de las bondades de la religión que dice profesar.

Por hoy ya es suficiente. Si alguien tiene información sobre los beneficios reales de este tipo de publicidad ateo-religiosa, que lo diga.

15 comentarios:

Zarzamora dijo...

Yo creo que muchos debates se generan artificialmente por los medios de comunicación. Es una forma muy fácil de dar carnaza a esos tertulianos que hablan de todo sin saber de nada. Y da mucho juego hablar de Dios sí o Dios no en los autobuses, el vestido y los pies descalzos de Soraya, el smoking ¿inapropiado? de Carmen Chacón,los"insultos" de Nebrera al pueblo andaluz con su crítica del acento de Magdalena, el aspecto demacrado de ZP en el vídeo de su proyecto E.

Y al final, entre tanto comentario y comentario de comentario, resulta que no he oído las declaraciones de Nebrera, no he visto el vídeo de ZP ni el Smoking de Chacoón, no me he topado aún con ningún autobús y sólo puedo juzgar a Soraya, pues he visto su foto.

Pero mejor no hablemos de ella ni de su traje, que nadie habla de los trajes de los políticos hombres.

¡Viva la superficialidad! Todos podemos hablar de ello y todas las opiniones son válidas.

Y yo...todavía sin enterarme de lo que ha pasaso con Ramón Calderón, por más que oigo de refilón hablar de él en las tertulias.¿alguien me lo explicaría en dos palabras?

Carlos dijo...

Está claro... si se habla de algo es que "ese algo" existe.

Podían haber puesto "probablemente el hombre del saco no existe...", o "probablemente lo extraterrestres no existen..." o "probablemente Meteorismo Galáctico no existe...", pero lo han hecho con Dios.

Luego Dios existe. Ellos mismos lo reconocen.

Amén.

Meteorismo galáctico dijo...

Zarzamora, yo creo que la superficialidad no es mala e incluso es divertida, lo malo es que hay mucha gente que convierte lo superficial en trascendental y finalmente pasa lo que comentas, que las fotos de Doña Soraya o la frase de Nebrera son la base de supuestos debates serios entre grandes políticos y periodistas y, como somos bastante lerdos, acabamos asumiendo que aquello de lo que hablan tan importantes intelectuales, debe de ser el no va más, así que lo asumimos como importante.

En fin, que lo único que nos hace falta es tener un poco de criterio para discernir entre lo que es una sandez y lo que no lo es y, a partir de ahí, hablar de todo pero, eso sí, sin acritud y con alegría. Lo malo es que no hay un criterio aceptable por todo el mundo para catalogar las cosas como necias o como trascendentales, así que me temo que todo seguirá igual, unos decidirán y los demás, sin pensar ni un segundo, secundaremos sus decisiones.

Carlos, no tengo claro que el hecho de que se hable de algo implique su existencia. Recuerda que Chiquito de la Calzada hablaba constantemente de “fistros” y, salvo el “fistro vaginal” creo que tal cosa no existe. Las “demostraciones” de la existencia de Dios no creo que sirvan de mucho a la hora de convencer a quien no cree en Él, así que yo diría que no demuestran nada.

Algunos creemos que la extrema complejidad de la realidad en la que estamos inmersos no puede ser un sinsentido, así que suponemos que tiene que haber alguna inteligencia superior que comprenda el porqué de todo esto y que, tal vez, haya sido su creadora (a eso le llamamos Dios). Hay otros que, o no se plantean nada de esto porque les trae al fresco (postura tan respetable como cualquier otra) o que, al planteárselo llegan a la conclusión de que todo ha sido fruto de la casualidad. Yo diría que para ellos la casualidad es lo mismo que para nosotros Dios. La diferencia es que nosotros solemos nombrar a Dios con mayúsculas y ellos a la casualidad con minúsculas, como quitándole la importancia que tiene porque ¡vaya pedazo de inteligencia que tiene la casualidad para haber sentado las bases para que se llegue a todo lo que conocemos y todo lo que nos queda por conocer!

Anónimo dijo...

ayyy amigo Meteorismo, vivimos en el mundo del progresismo..tirar el dinero publico, cómo no es de nadie...

Brave said

Meteorismo galáctico dijo...

Amigo Brave, la ponzoña te ciega. Estos anuncios en los autobuses no son pagados con dinero público, lo pagan sendas asociaciones (una atea y otra evangélica). Lo que no sé es si ambas asociaciones están subvencionadas, en cuyo caso sí tendrías algo de razón.

Antares dijo...

Me gustan esos anuncios, que cada uno haga propaganda de lo que le guste.Yo propongo poner también anuncios que fomenten la evacuación intestinal, hay mucha gente que necesita "all-bran" y esa ponzoña que almacenan ha de salir..

Meteorismo galáctico dijo...

Antares, te propongo hacer una “joint venture” entre ambos para financiar carteles en los autobuses de “Madriz” con el siguiente mensaje: “Quien caga a diario llega a centenario”. Seguro que con eso conseguimos llegar al corazón de la ciudadanía y, además de revitalizar el negocio del papel higiénico y las escobillas y, con ello la economía, conseguimos que la gente sea más feliz.

jfreyba dijo...

Yo, personalmente, no he querido ni hablar de ello... Salvo aquí. Quienes han despotricado contra esos autobuses han logrado precisamente hacerles el juego y darles publicidad.

Por mi parte, si yo uso mi derecho a decir lo que quiera en mi blog y a hablar de Dios cuando me peta, me parece muy bien que los demás tengan el mismo derecho a decir lo contrario y a gritarlo donde quieran. So yo tuviera dinero, también publicaría mi blog en los autobuses y donde pudiera... Pero no lo tengo.

Saludos. :)

Jajaja dijo...

En la publicidad en general y en los autobuses en particular hay un montón de anuncios en los que intentan vendernos las cosas más peregrinas. Recuerdo, en concreto, dos que te venden felicidad: "¿Tu hipermercado te hace feliz?" (de Hipercor) y "Te hará feliz o te devolvemos el dinero" (de una marca de coches, Opel, creo). No creo que esto de venderte o no la existencia de Dios sea menos peregrino que venderte felicidad.

Alex dijo...

Sr Zarzamora... a Ramón Calderón le han hecho la cama, y él se ha acostado.
Porque el presidente de club de fútbol que esté libre de pecado (entiéndase pecado como, por ejemplo, corrupción) que tire la primera piedra.
Qué triste!
En cuanto a los autobuses, también a priori me parecería una tontería, pero sí, la asociación atea ha tenido beneficios económicos del asunto. A raíz de la publicidad, comenzaron a recibir donativos de particulares (o no) que multiplicaron por diez el gasto que en esta publicidad se había producido.
El lema "Probablemente Dios no exista" me parece más de agnósticos que de ateos, yo lo asevero rotundamente "Dios no existe".
Tampoco creo que videntes, adivinos, ni pitufos azules ni extraterrestres que pueblen nuestro machacado planeta.
Saludos.

Antares dijo...

Me encanta ese lema, Meteorismo, como bien sabes yo lo llevo a la "práztica" y varias veces, mínimo dos, al día..
En nuestra "prósima" cita, que será dentro de año y medio, como bien dices, podemos "darle una vuelta" a tu idea de la "lloint venchur" que propones..
¡VIVA LA DEPOSICIÓN!,
¡VIVA LA NUTELLA!

Antares dijo...

Mirad que maravilla he encontrado,estoy seguro que Meteorismo encargará uno en el acto..

Turd Twister

Meteorismo galáctico dijo...

El Turd Twister es un gran invento, pero tengo algunas dudas sobre su manejo que he expuesto en el blog que tan amablemente nos has referido, amigo Antares. Tal vez sería bueno anunciarlo también en los autobuses.

Random Harvest dijo...

Yo no le veo más beneficio que el de poder gritar lo que piensas. Realmente, eso no es publicidad, porque, como dices, no hay beneficio de ninguna clase. Es un grito de libertad.

Ahora bien, me parecen correctos los dos, los de que sí y los de que no. Allá cada cual con lo que piense.

Kepa Jametxo dijo...

... Yo soy ateo.
¡GRACIAS A DIOS!