sábado, 30 de diciembre de 2006

ETA se ha enfadado

ETA se ha cansado de esperar, supongo que querrían que, por Navidad, el Gobierno les hubiese hecho algún regalito: Navarra, la independencia, libertad para sus presos…

Parece que Papá Noel olvidó dejarles esos regalitos, o bien, dado su gran diámetro abdominal, no pudo meterlos en los zulos previstos para depositarlos. El caso es que nuestros pobres chicos de ETA se han enfadado un poco más de lo que ya lo estaban (las quemas de cajeros y algún que otro autobús ya indicaban que muy contentos no andaban) y han decidido aguar las Navidades a tantos como puedan para compartir su malestar (compartir es hermoso).

A ver si ZP consigue calmarlos y logra que los Reyes Magos les hagan algún presente para que vuelvan a ser los buenos chicos que siempre han sido. Después de todo, aún no han matado a nadie y seguro que sus Majestades de Oriente pueden hacer la vista gorda a esas “bromitas” que gastan a sus conciudadanos no nacionalistas haciéndoles la vida un tanto ingrata, o esas cartas reclamando el “aguinaldo” a algunos empresarios.

Este ha sido un escollo más en el “largo, duro y difícil” proceso de paz, pero no hay que desanimarse, mientras nuestros “traviesos amigos” no maten a nadie, no hay problema, podremos tolerar que se adueñen de la calle y que nos den algún que otro sobresalto en forma de bomba. ZP sabrá llevarlos por la senda de la paz, la libertad y la democracia y, algún día, todos viviremos armoniosamente.

Sobre el ahorcamiento de Sadam (o de alguno de sus dobles), querría decir que me parece absurdo e inútil matar a alguien que está imposibilitado de delinquir. No le veo sentido, la verdad. Seguro que hay mucha gente a la que ese hombre causó mucho mal ¿pero qué alivio se puede sentir por ver cómo lo cuelgan de una soga? ¿Repara eso de algún modo el dolor que ese desgraciado causó?

He visto alguna fotografía de gente celebrando la ejecución (igual que hubo manifestaciones de júbilo por la muerte de Pinochet o como las habrá cuando muera Castro) y no alcanzo a entender cómo algo así puede alimentar el júbilo de la gente. Comprendo que esos hechos infundan en las víctimas cierta sensación de liberación, pero no entiendo que eso les anime a salir a la calle a dar botes y gritos de alegría.

11 comentarios:

Carlos Jesús dijo...

Aunque nadie se lo crea, Sadam no está muerto. Todo esto ha sido un paripé para poder soltarlo y que viva tranquilamente lo que le queda de vida. Y lo de ETA ha sido una cortina de humo (nunca mejor dicho, a la vista de la foto) para que nadie cuestione la veracidad de la ejecución de Sadam.

Todo el mundo nos engaña y todos engañamos a todos, pero es muy divertido ver cómo, a pesar de ser todos unos mentirosos, nos creemos lo que nos cuentan con una candidez extrema.

Anónimo dijo...

Veo que D. José Blanco y sus seguidores prácticamente se han quedado mudos.
¿Es este el comienzo de paz que auguraba ayer ZP o continuación de la "guerra"?

Dinamita mojada dijo...

No, lo que ha pasado es que se les fueron los petardos de las manos,pero ellos que adoran a ZP , jamás harían algo que ensucie su imagen, es que vamos, los chicos son buenos, sino que estan celebrando ya el año nuevo, eso me dijo a mi la bruja Lola.

Sobre Sadam....me gustaria decir una cosita, pero es muy grosero y yo soy muy fina, ,la verdad que espero que este donde se merece y listo.

¡¡¡¡¡¡ FELIZ AÑO NUEVO A TODOS !!!!

Meteorismo galáctico dijo...

Esto ya se va animando. Si es que no hay nada como mencionar a ZP para que la gente se apresure a entrar en los debates.

¡VIVA ZP!

P.D.- Dinamita, me parece intolerable que pienses cosas tan feas de Sadam. Deberías reprimir un poco
tu fascismo impenitente.

LiquidFaeces dijo...

Este blog ha perdido calidad. El webmaster debería poner un poquito más de interés en el mismo. Eso sí, el grado de necedad es el mismo o superior al anterior.

¿No deberían ir los afiliados y simpatizantes del PP a las sedes del PSOE a llamarlos asesinos ?

¿No debería salir Acebes y/o Zaplana diciendo que España no se merece un gobierno que mienta ?

¿No debería salir la COPE diciendo que se han encontrado restos de un individuo envuelto en una ikurriña ?

Todo esto recuerda a algo sucedido hace 2 años y medio, ... cuando el PP gobernaba, ¿verdad? Y ahora es el Gobierno el que habla de deslealtad hacia el mismo.

Reflexionemos todos un poquito ...

Feliz Año

Meteorismo galáctico dijo...

Pues sí, estimado Liquidfaeces, el mundo sigue girando y las cosas se repiten con matices distintos. Los que acusaban al gobierno de Aznar de haber propiciado aquel infame atentado, podrían ser acusados ahora de haber propiciado el de ayer, pero tan necia sería esta acusación como lo fue aquella. Los culpables de los atentados son, en primer lugar, quienes ordenan la acción y, en segundo lugar, quienes la llevan a cabo. No obstante, he oído ya a bastantes progresistas (de esos que niegan que con el PP se pueda progresar) y a algunos demócratas (de esos que se resisten a creer que en las filas del PP sepan lo que es la democracia) decir con cierto retintín que esperan que nadie aproveche estos deleznables hechos para buscar responsabilidades en el Gobierno actual.

Supongo que están aterrados pensando que las huestes peperas puedan actuar como lo hicieron las hordas progresistoides en su día y como (con pocas dudas) lo habrían hecho hoy si, en lugar de ZP, este absurdo proceso de paz lo hubiese encabezado Rajoy.

Tiene suerte ZP de que la “derecha cavernaria” sea más comodona y disfrute menos saliendo en tromba a la calle para llamar asesino a su presidente. Yo, personalmente, me alegro de que sea así. No soporto las masas vociferantes.

Respecto a tus críticas (constructivas) aludiendo a la pérdida de calidad del blog y al incremento de su nivel de necedad, meditaré sobre ellas e intentaré ver cómo aumentar la calidad sin disminuir la pendiente ascendente de la estupidez de este foro.

Saludos diodenales.

Ful el Blogcazas dijo...

Acabo de venir de la puerta de mi ayuntamiento, Murcia, de la concentración organizada por TODOS LOS GRUPOS POLÍTICOS,¿sabéis cuántos éramos?, cuatro gatos. Los pacifistas de pegatina estaban donde siempre están cuando se les necesita, en babia.

Anónimo dijo...

Meteorismo, como bien sabes soy bastante necio, por lo que necesito que me ilumines con un poco de tu sabiduría.
No habíamos quedado(me estoy refiriendo a la "gente de bien") que el gobierno YA había claudicado con ETA y que le había prometido la independencia, la anexión de Navarra y la puesta en libertad de todos sus presos, porque según eso, parece que no habría motivo para volver a atentar, a no ser que ZP no hubiese claudicado tanto como se decía.
Tan bien es posible que a los de ETA no les ha gustado que Cachuli pase la Navidad en la cárcel, causa más que suficiente para acabar con la tregua.
LiquidFaeces, tienes razón, hay que reflexionar un poco, la comparación entre el atentado del 11M y el de ayer tiene sentido o simplemente es una estupidez digna de un discurso de ZP el día de los inocentes.

Doctor Flatulencias.

P.D. ¡Qué pena que a tanta gente le haya alegrado el atentado de ayer!

Meteorismo galáctico dijo...

Doctor Flatulencias:

No pongo en duda que el atentado de ayer haya sido motivo de gozo para algunos de quienes pensaban que el proceso de paz del Gobierno no serviría para nada. Es tontería negar que algo de regocijo (empañado por la posible muerte de dos personas y por la estúpida destrucción de un edificio público) pueda sentir alguien. Yo mismo reconozco que las bofetadas que ETA insiste en dar una y otra vez a sus benefactores (ZP y su negociadores por la paz) me causan un regocijo del que me avergüenzo por lo insano del mismo pero que me hacen albergar esperanzas de que los que siguen confiando ciegamente en poder llegar a conseguir acabar con ETA dialogando, se den cuenta de que la cosa está muy difícil (es mi opinión, tan carente de solidez como cualquier otra).

Lo de comparar el atentado de ayer con el del 11-M, tiene tanto sentido como le quiera dar el que los compare. En cualquier caso, lo que se comparaba, según yo creo, no son los atentados en sí, sino las reacciones suscitadas por ambos. En el primero se alentó a la gente a salir a la calle a responsabilizar al gobierno de Aznar de aquella barbaridad (no me creo que la gente saliese porque sí, y lo creo porque me place, sin pruebas, sólo porque me da la gana creerlo así), en este caso he oído a amigos del Gobierno poniéndose en guardia por si a alguien se le ocurre responsabilizar al actual Gobierno de esta tropelía etarra. Yo diría que ni Aznar fue responsable de aquella matanza ni lo ha sido Zapatero de esta (a no ser que haya tramas ocultas en uno y otro caso que, por estarnos vedadas, todos ignoramos).

Según eso, a mí no me parece descabellada la comparación pero, dado el talante tolerante de este blog, ahí queda lo que dice uno y lo que dice otro. Después de todo, ninguno podrá demostrar estar en posesión de la razón absoluta.

¡VIVA EL DEBATE!
¡VIVA LA NECEDAD!

Meteorismo galáctico dijo...

Estimado Ful:

Yo tengo bastante claro que el éxito de las manifestaciones, como el de tantas otras cosas en este mundo, depende, sobre todo, de lo bien que se publiciten. Si una gran parte de los medios de comunicación convoca o apoya una manifestación, ten por seguro que irá mucha gente, incluso aunque el motivo de la manifestación sea salvar a la hormiga roja del trópico. Pero si nadie dice ni pío desde los medios de comunicación de masas, la concentración fracasará irremediablemente.

De vez en cuando intentan hacernos creer que miles de personas se han reunido de modo espontáneo en algún lugar para manifestarse a favor o en contra de algo. Yo, particularmente, no creo en esa espontaneidad. Somos fácilmente manipulables, es sencillo guiar al rebaño si se tienen los medios para hacernos llegar los mensajes pertinentes. Tan fácil es eso como evitar que, ante un acontecimiento como el de ayer, las manifestaciones sean de escaso o nulo seguimiento. Admiro a quienes se manifiestan por voluntad y convencimiento propios de que deben hacerlo, pero me resisto a creer que en las manifestaciones masivas haya muchos de esos (ojalá me equivoque).

Por esa razón hace ya años que doy escasa credibilidad a lo que “demanda el pueblo en las calles”. Ver a cientos de miles de personas en la calle sólo me indica una cosa: Que unos medios de comunicación han convencido a mucha gente de sus tesis y otros no lo han conseguido.

Gracias a lo que se ve en la televisión, en Internet, en las revistas y periódicos, cuatro gatos consiguen, por ejemplo, que miles de jóvenes lleven pantalones cinco tallas superiores a la que les conviene, ceñidos a la altura del pubis mientras lucen orgullosos el calzoncillo. También se logra que millones de personas en España se desesperen si no tienen uvas para comer al ritmo de las campanadas en Noche Vieja, así que ¡qué no podrá conseguirse si aceptamos cosas tan absurdas como la que he puesto como ejemplo! ¿Por qué no aceptar entonces que el terrorismo tiene justificación? ¿Por qué no tolerar la rendición ante quienes nos chantajean? Todo depende de lo bien que nos lo vendan o de lo que insistan machacándonos con esos mensajes.

Vagabundo dijo...

El accidente y la mirada de Bambi

La comparecencia del Presidente esta tarde, siempre con la mirada huidiza, sin responder a ninguna de las pocas preguntas que ha permitido, repitiendo una aburrida letanía de tópicos que no contestan a las inquietudes de los ciudadanos, ha sido el punto de inflexión de una Presidencia y de una biografía. Se acabó la famosa mirada de Bambi, quizá empiece hoy la madurez. Pero, sobre todo, esta fecha marca el fin de la confianza en un político por parte de los pocos que aún se la otorgaban. Algunos términos para un nuevo diccionario de lugares comunes:



Accidente: palabra sinónimo de víctimas, pero desactivada su espoleta moral, la consideración hacia ellas ni siquiera llega a la que se tiene por los muertos en catástrofes climáticas.

Batasuna: averiado el regreso a las instituciones de los hombres de paz.

"Estar mejor que el año pasado": tragar saliva, mirarse los zapatos, no responder.

Jueces y fiscales: Estupor. De nuevo cada uno con su conciencia.

Rubalcaba: esto no se hace, coño.