sábado, 10 de enero de 2015

¡Libertad Diodenal ha sido premiado!


La autora del blog Desde mi ventanilla, me ha galardonado con el premio "Best Blog". Como hay que mantener el anonimato de tan magnánima persona, me abstendré de mencionar ciertos detalles que podrían haceros pensar que este premio es un acto más de corrupción de los que tanta costumbre tenemos ya de escuchar día a día en la prensa. En cualquier caso esta sería una corrupcioncilla porque el premio no tiene dotación monetaria.
Aquí exhibo, para gloria mía y de los que colaboran en este reducto de libre y necio pensadores, el bonito sello de calidad bloguera que se nos ha otorgado (es de estilo "Hello Kitty" pero mi gran tolerancia acepta esa indignidad y muchas más).


La aceptación del premio implica responder unas preguntas que se me han lanzado, cosa que me ahorra pensar en algún discurso con el que extenderme en loas a mi benefactora, cuyo blog es, sin duda, mucho más interesante que el mío y, además, tiene la letra más grande, para que la gente con vista cansada pueda leerlo sin necesidad de hacer zum (acabo de comprobar que ya está aceptada esta hispanización de "zoom") en el texto de su navegador.
Vamos a las preguntas:
-¿Cuando empezaste el blog y por qué?
Fue allá por el año 2005. Recuerdo que trabajaba yo para una gran empresa que da servicios informáticos a un gran banco español. El caso es que atravesaba una de esas épocas en las que, dado lo complejo de la actividad de estas compañías, que van obteniendo proyectos según se va pudiendo, yo andaba bastante desocupado. Comenté mi situación con mi amigo Ricardín y me propuso escribir un blog. Yo le dije que para eso tendría que tener uno y, él, que tampoco debía tener mucho trabajo que hacer, me dio de alta LibertadDiodenal y, además eligió para mí el absurdo y original nombre de Meteorismo Galáctico.
Como ves, estimada Zarzamora, mi motivación es excesivamente prosaica. Habría sido más bonito decir que siempre tuve ganas de contar al mundo cosas con un estilo desenfadado y jocoso, pero lo cierto es que comencé gracias al ocio laboral del que he hablado alguna vez en alguno de mis escasos escritos.
-¿De qué entrada estás más orgulloso?
El orgullo y yo estamos peleados. Puedo estar más o menos contento con lo que he escrito y, sobre todo (se escribe separado, lo digo por la ingente cantidad de personas que usan el "sobretodo" que significa lo mismo que "guardapolvo"), con el debate que se haya suscitado a partir de ello, pero de eso a sentir orgullo, va un trecho largo.
Me reí mucho con la aventura, real, que narré en Tormenta en mi interior.
-¿Haces alguna publicidad del blog?
La verdad es que no, salvo que, en ocasiones, informo a algún que otro conocido de su existencia. Esto, unido a que, cada vez que publico algo, aparece en mi muro de Facebook, hace que el anonimato de Meteorismo Galáctico sea una filfa, pero así me obligo a ser más comedido en mis escritos, cosa que, lejos de suponer una cortapisa a mi libertad de expresión, contribuye a que piense las cosas un poco más de lo habitual antes de escribirlas.
-¿Crees que tu blog tendrá fecha de caducidad?
Yo diría que, desde que mi frecuencia de escritura se ha puesto en un artículo cada dos meses, podría decirse que Libertad Diodenal ya está bastante caduco, pero creo que, esporádicamente, cuando me apetezca, sin presiones ni sentimientos de obligación, seguiré escribiendo hasta que mi estulticia haya llegado al punto de dejar de saber escribir.
-Cuenta alguna anécdota relacionada con el blog
Supongo que, a lo largo de estos casi diez años, habrá habido más de una anécdota que contar, sobre todo en los primeros tiempos, en los que los debates (casi siempre absurdos) eran largos y divertidos, pero en mi memoria destaca la aventura de Kashuma, un pintoresco personaje que se aprovechó de mis ganas de hacer una buena acción y se quedó con el dinero que le presté tras tragarme toda la falsa historia que me contó.
Gracias a la publicación de tan rocambolesca aventura, descubrí que antes que a mí, había timado a más gente y que, después de mí, siguió timando a muchos más durante varios años. La cosa comenzó para este humilde narrador en mayo de 2006, y el año pasado aún recibí algún comentario de personas que habían vivido una aventura similar. En el año 2012, gracias a que la historia del timo del músico japonés ya tenía cierta notoriedad en la web, un bilbaíno consiguió que la policía detuviese al simpático timador. No obstante su detención no sirvió de nada y el año pasado (2014) volví a tener noticias de que seguía actuando en España.

Y con esto damos por terminado el cuestionario y yo, para demostrar mi falta de respeto a las normas, no otorgo el "Best Blog Award" a nadie, pero sé que hay miles de abnegados blogueros que lo merecen más que yo.
Ha sido grato hacer un poco de historia y darme cuenta de todo el tiempo que ha pasado desde que comencé con Libertad Diodenal.

2 comentarios:

Zarzamora dijo...

Gracias por la rapidez en responder. Ha sido muy agradable leer tus respuestas. Un abrazo.

Viajero_Estelar dijo...

Como diría Don Pantuflo Zapatilla, ¡Albricias y zapatetas!, enhorabuena, lerdísimo amigo por ese premio que hará que tu memez crezca aún más si cabe..
Prrtatataaaaaaaaaaa