viernes, 27 de mayo de 2011

Progreso

Pues sí, pues sí… Parece que hace buena tarde.

Creo que he empezado mal. Una conversación de ascensor no será capaz de mantener la atención de mis sufridos lectores. Ya sólo me falta contaros el chaparrón que ha caído en Madrid esta tarde. Ahora que lo pienso, ¿se habrán producido goteras en las “jaimas” de los acampados de la Puerta del Sol? Creo que es el momento de hacer un llamamiento a la solidaridad de todos y todas los que estáis leyendo estas líneas: acudid con chubasqueros, mantas, sopita caliente y, por supuesto, guitarras y cánticos libertarios, para aliviar este duro trance por el que pasan nuestros luchadores.

Como no consigo captar vuestra atención, intentaré provocaros sueño. Allá voy.

Ayer vi en Telemadrid (soy un progresista que acepta opiniones de la derechona cavernaria porque de ella provengo) a un portavoz de no sé qué grupo de los que han florecido en el centro de Madrid. Melchor Miralles le hizo un par de preguntas que no recuerdo cuáles fueron (lo siento) y el joven portavoz dijo que él no podía dar su opinión, que estaba allí en calidad de portavoz y sólo haría declaraciones relacionadas con lo que se hubiese tratado en las asambleas de los días previos. Todo esto lo dijo con el gesto más serio que podáis imaginar, así que no creo que estuviese de broma.

Está claro que una sola persona no es representativa de un grupo de varios cientos, pero como ese es el que salió en la tele, será de él del que hable. Me pareció un pobre diablo que, probablemente con la mejor intención, estaba jugando a ser político. Estaba allí para quejarse de los políticos y ya estaba ejercitándose en el arte de hablar sin decir nada aprendido de ellos. No me extrañaría que en breve haya un servicio de bicicletas oficiales para los portavoces de los distintos grupos acampados (les gustaría más un coche, pero la bici parece más “sostenible”, sobre todo si tiene pata de cabra).

Viendo a ese chaval, que no superaría los veinticuatro años, pensé en las cosas parecidas que veo a diario en mi entorno laboral: jovenzuelos con uno o dos años de experiencia técnica que están ávidos de “progresar” en el escalafón. Cursaron estudios técnicos y sólo sueñan con dedicarse a rellenar hojas Excel y a asistir a reuniones de seguimiento y a comités de cualquier tipo (vamos, que quieren ser políticos como algunos de la Puerta del Sol). Hay gente cuyo más acariciado sueño es poder decir que “gestiona un grupo de varias personas”.

Particularmente no tengo ambición de dirigir nada que no sean mis pasos cuando salgo a correr. Las pocas veces que he tenido una mínima responsabilidad sobre un grupo de personas, más mínimo aún, mi labor ha sido absolutamente prescindible (eso cuando no ha constituido un lastre). En mi descargo diré que, en esas ocasiones (sólo dos), por lo menos conseguía entretener a mis compañeros mientras ellos trabajaban para sacar adelante el trabajo productivo que, para ser realistas, era una basura infecta.

Hay quien no comprende que una persona no quiera “progresar” del modo comúnmente aceptado. Para mí sería una tortura subir en el escalafón. Yo no quiero tratar con gente que se pasa el día metida en un despacho y que sólo sabe hablar de rollos financieros y económicos. A mí me gusta hablar de pedos, de Mazinger Z, de Supervivientes, de Belén Esteban, e incluso de política y religión. ¿Alguien conoce a un grupo de “progresados” que sea capaz de mantener una conversación de cualquiera de esas cosas (sin estar borrachos, claro)?

No habría ningún problema en ser una persona simpática y sensata y subir en el escalafón, pero lo que yo veo a mi alrededor, salvo alguna honrosa excepción, es que se promociona a la gente desagradable, a los que sólo saben ganarse el respeto de los demás por la vía del miedo, a los que acaban creyéndose las absurdas mentiras que cuentan a sus subordinados para justificar su incompetencia. Eso sí, todos han recibido cursos de gestión de grupos, de aprovechamiento de sinergias, de resolución de conflictos… Hay cursos estúpidos para aburrir, y mucha gente con la acreditación correspondiente (todos listísimos) pero que no saben lo básico: tratar a la gente con educación y, ¿por qué no?, con cariño. Tampoco hace falta besar a todos cada día, a veces bastaría con decir alegremente “buenos días”.

Ya me he cansado de escribir, así que aquí termino mi sinsentido de hoy.

13 comentarios:

15-Moñiguitos dijo...

Hace tiempo que no frecuentaba tu blog, y nunca me he atrevido a escribir en él, pero has llegado a un límite que exige contestación.

Como miembro asambleario del movimiento 15-M, tu falta de sensibilidad hacia los compañeros que estamos acampados enfrente de uno de los símbolos del fascismo madrileño, como es la sede del Gobierno Regional, y utilizando tus propias palabras, me parece basura infecta.

Algunos compañeros del movimiento parece que te conocen y están deseando encontrarte por la calle. ¿Por qué no nos haces una visita por Sol?

Sólo me queda recordar unas palabras de nuestra insigne líder:

Ra ra-ah-ah-ah
Roma roma-ma
Gaga, ooh la la
Want your bad romance

¡Salud compañeros!

Meteorismo galáctico dijo...

Estimado 15-Moñiguitos:

Mi necedad es grande, pero no tanto como para no darme cuenta de que eres un impostor o impostora. Ningún miembro asambleario del movimiento 15-M osaría escribir lo que tú has escrito. Has contravenido la normativa del discurso neutro y te has referido a “los compañeros”, sin tener la delicadeza de mencionar a las compañeras. Todos y todas los que somos progresistas, sabemos que cualquier movimiento revolucionario tiene que cumplir escrupulosamente con esa forma igualitaria de hablar.

Yo, que tengo un corazón tolerante, te perdono y, además, agradezco tu invitación a acudir a la Puerta del Sol. Hoy sábado me acercaré por allí para comprarme un par de napolitanas en La Mallorquina. Luego me pasearé entre los acampados con un clavel entre las nalgas y degustando los bollitos. Aceptaré ser entrevistado por cualquier portavoz debidamente acreditado.

Y ahora me despido con otras excelentes palabras de vuestra líder:

Ale, Alejandro
Alejandro

A pesar de tu impostura, tengo que reconocer que has elegido una líder de gran categoría intelectual y artística.

Viajero_Estelar dijo...

¡Qué ricas las napolitanas de La Mallorquina!, me parece muy buena y revolucionaria la idea de pasear por la acampada degustando ese bollo con un clavel incrustado en el fistro anal que salga despedido con una estruendosa ventosidad..

Mojarra dijo...

Estoy de acuerdo completamente con el "pos". Yo tengo un jefe, que lleva ya varios meses que no sé lo que hace: llega, se sienta, y puede pasar todo el día sin decir esta boca es mía a ninguno de sus subordinados. Menos mal que sus subordinados somos unos tíos con sentido del humor y nos lo tomamos a cachondeo.
Efectivamente, hay gente para la que su única ambición es "controlar" y mal a sus subordinado. ¿Pues sabeis lo que "los" digo? Que les den por dónde amargan los pepinos contaminados esos.
En cuanto a hacer acto de presencia en Sol, creo que en vez de expeler ventosidades con el clavel en el "ojal" sería mejor un buen "gotelé" para decorar las tiendas.

Meteorismo galáctico dijo...

Me gusta la idea del "gotelé", así quedarían las jaimas con un bonito estampado militar que a los revolucionarios suele encantarles (a pesar de que sus armas son las flores).

Anónimo dijo...

Buenas tardes estimado Meteorismo.

Me complace saber que sigues fiel a tus principios progresistas y que mantienes vivos todos y cada uno de los tradicionales valores que compartimos los camaradas revolucionarios.
En estos momentos de crisis internacional es admirable que te desplaces "haciendo camino al andar" hasta Sol para reactivar el consumo (en la Mallorquina), aportes ideas en el campo de la movilidad sostenible (espero verte en la asamblea de las 8), y sobre todo, lo que me ha llegado "mu dentro", esa corrección apelando a la ortodoxia antisexista en el leguaje.
Animo camarada!! y ahora a acampar en Arroyo de la Vega, un símbolo del capitalismo opresor!!!

A las barricadas!!!!

Zarzamora dijo...

Hoy 31 de mayo me he enterado de una bonita acción surgida de las asambleas populares, que aúnan en feliz hermandad a ecologistas, estudiantes, jubilados de petanca y abuelitas: que todos fueran al Banco a sacar 155 Euros (sí 15 de mayo, 15-5) Pero creo que eso no hará ninguna pupa a nuestros endiosados banqueros ni a su cohorte de consejeros delegados.

De cualquier forma todo esto de la acampada tiene un punto tierno y hay que reconocerles mucha razón en muchas de sus quejas. Yo en cierto modo les admiro, porque no dejo mi colchón por una colchoneta en la Puerta del Sol (ni por una colchoneta en cuatro vientos, aunque venga el Papa) Soy comodona, no vivo mal,no he ascendido y por eso, afortunadamente, no he llegado a mi nivel de incompetencia perfecta. Pero quizá algún día, rodeada de pastelitos de La Mallorquina en una fiesta de cumpleaños, mientras mi sociedad se desmorona víctima de burocracias, políticos profesionales y banqueros sin escrúpulos, vea tambalearse mi confortable y modesto entorno y piense ¡Cuanta razón tenían estos acampados!, quizá un tanto manipulados por ese viejales de Hessel, pero con ese punto de candor y esperanza que puede ser el germen de cualquier cambio.
Ah, y mi jefe, como casi todos, es de los que grita desde su despacho solicitando ayuda (es torpe, como todos los jefes) y no deja trabajar a nadie en paz. Las reuniones sólo sirven para enmascarar la ineptitud de los jefes, creando problemas nuevos sin solucionar los antiguos. Siempre he odiado los trabajos en equipo, es un atraso de la educación de la transición. ¡Viva la individualidad!

Anónimo dijo...

Desde los confines del BKS:

Tarzanete.

Meteorismo galáctico dijo...

¡Tarzanete!
Qué alegría me da saber que aún existes y visitas (aunque sea furtivamente) este blog en el que tantas sabias y necias aportaciones hiciste.

Veo que tu relación con el BKS es estable con tendencia a convertirse en eterna. ¡VIVA LA ESTABILIDAD!

azarilla69 dijo...

Oye Meteorismo... Y a mi que me "güeles" mogollón a amargado gerente de parroquia posconciliar, reaccionaria y comprometida.

Meteorismo galáctico dijo...

Estimada (o estimado) Azarilla69:

Me gusta el cargo de gerente de parroquia posconciliar reaccionaria y comprometida, pero lo de gestionar feligreses ávidos de sermones que les guíen por el camino recto en esta vida, no creo que se me diese bien, así que seguiré siendo mindundi senior en mi empresa. Es cierto que un poco de amargura sí que destilo, sobre todo cuando hablo de temas laborales (es que hay cosas que no soporto), pero la verdad es que también sé reírme de mí mismo y, qué le vamos a hacer, también de los demás.

Me alegro de tu visita y aportación sincera a este absurdo blog.

Dr. Flatulencias dijo...

Como muestra de mi talante conciliador, dialogante y siempre buscando el consenso tengo que decir: Meteorismo, ¡estulto!, cambia el diseño del blog, es una 'miellllda', esa letra roja hace daño a la vista, a no ser que estés participando en algún concurso sobre crear ataques epilépticos a tus pocos visitantes.

Saludos.

Raquel Márquez dijo...

Jajajajjaja, otra gran entrada. Te digo un poco lo mismo que en lo de las JMJ (creo que me olvido alguna J): considerándome de izquierdas y mucho más progre que conservadora (qué leche, si incluso asistí a un par de asambleas en mi pueblo y ayudé a redactar una de las actas), he acabado enfadándome con varios furibundos 15-Mistas porque les faltaba sentido del humor y capacidad de autocrítica.

Perdón, con vari@s.

O sea, que tu cachondeo me parece sanísimo. "No me extrañaría que en breve haya un servicio de bicicletas oficiales para los portavoces de los distintos grupos acampados (les gustaría más un coche, pero la bici parece más “sostenible”, sobre todo si tiene pata de cabra)", JAJJAA.

¿Te has fijado que ahora también se lleva decir simplemente el plural femenino cuando hay mujeres y hombres por igual? O sea, que yo he debatido con VARIAS furibundas 15-Mistas, lo que pasa es que casualmente todas eran hombres.

:)