domingo, 15 de abril de 2007

Por amor al arte



Ayer sábado, para no dedicar la tarde a estar sentado frente a la tele o delante del ordenador escribiendo sandeces en este blog o en otros de similar catadura, fui a ver la obra de teatro “amateur” protagonizada por mi buen amigo Ricardo. Es una obra organizada por la Fundación La Semilla para recaudar fondos para causas benéficas. En este caso su meta es conseguir dinero para comprar una “fregoneta” a la gente de cierto poblado de Ruanda. Pero lo que me mueve a escribir este artículo (ya me siento un periodista de la talla de Belén Esteban y Karmele Marchante) no es hacer una loa a las buenas intenciones de estas personas sino al más que decente resultado del trabajo realizado por un puñado de personas con poca o, en el caso del protagonista (mi amigo Ricardo), ninguna experiencia en el mundo de teatro (salvo la que todos adquirimos en el mundo laboral a base de hacer el paripé día a día).

Me llena de gozo ver de lo que es capaz una persona con la ayuda de su fuerza de voluntad y su ilusión, eso sí, compartidas con las del resto de los componentes de este simpático grupo teatral. Es increíble ver como una persona que ha dedicado su vida a la ingrata profesión de la informática, de la noche a la mañana (para ser realistas, con un buen lote de meses de ensayos) es capaz de salir a un escenario para interpretar una obra musical. Sé que el gran crítico, Risto Mejide, habría puesto a la altura del betún las capacidades musicales de algunos de los cantantes de “Juan sin miedo” (ese es el título de la obra que nos ocupa), pero teniendo en cuenta que ninguno de ellos ha tenido a su disposición los medios docentes de “La Academia OT”, seguro que hubiese sido indulgente con el resultado obtenido.

El teatro estaba lleno de niños, niños extremadamente ruidosos y pesados en su mayoría o, por lo menos, la pesadez de algunos era suficiente para incordiar a toda la concurrencia con su desconocimiento del concepto de silencio. Pero a pesar de las continuas interrupciones de esas “tiernas criaturas”, los actores continuaron la representación sin fallo alguno o, por lo menos, sin fallos que yo pudiera detectar.

Mi enhorabuena a estos artistas por el buen trabajo realizado y mi reconocimiento por su esfuerzo desinteresado (creo que su caché asciende a cero euros por representación). Confío en que consigáis comprar esa “fregoneta” tan necesaria para los habitantes del pueblo ruandés.

Para el que quiera acudir a ver la obra y contribuir con su donativo a la causa que ha movido todo este montaje, en esta web podrá hacer su reserva.

P.D.- A ver si Carmen Sevilla renueva el repertorio de Cine de Barrio y lleva a artistas revelación como el gran Ricardo Hidalgo (no me negaréis que tiene un nombre perfecto para el mundo de la farándula) para que los apadrinen actores consagrados de la talla de, por ejemplo, Joselito.

5 comentarios:

Rocío dijo...

Jajajaja muy bueno! Me alegro de que te gustara. A ver si, de la que consigues una audiencia (televisiva, no judicial, aunque de ésas tampoco le vendría mal alguna ;) para el "prota" con la de "las ovejitas", te camelas algún papelillo para mí, en, digamos, "El diario de Patricia" o algo... Yo sé fingir tendencias suicidas, situaciones de incesto y cosas así.

En fin, gracias por el post sobre nuestra modesta obra y si algún otro sábado te aburres, vente de nuevo. Te dejamos matar niños ruidosos por un modesto salario...

Un saludo!
Otra intérprete "carne" de Risto M.

Meteorismo galáctico dijo...

Estimada Rocío me llena de gozo que otra de las artistas principales de la “opera prima” del señor Hidalgo, me haga el honor de participar en este humilde foro. Tu doblete como ventero y fantasma es digno de alabanza por el esfuerzo extra que requiere cambiar de maquillaje y atuendo varias veces durante la obra. Teniendo en cuenta que en mi niñez era conocido en el colegio como “el muerto”, tal vez podría sustituirte en el papel de fantasma (realmente no necesitaría ni maquillarme) para que te dedicases plenamente al de ventero dándole un mayor calado y trascendencia en la representación.

La labor de matarife de niños pelmazos me resulta tentadora, pero el buen talante y la capacidad de diálogo que he aprendido de nuestro amado ZP me impiden dejarme llevar por esos impulsos animales que despierta en mí esa jauría de pequeñuelos asilvestrados que pueblan el patio de butacas.

Saludos cordiales.

Joselito dijo...

Queridos amantes del teatro y de la música:

La propuesta que hace Meteorismo de que yo apadrine a alguno de los artistas amateur de esta simpática obra teatral me parece maravillosa, es más, dado que últimamente nadie quiere contratarme para nada (desde que dejé la droga, ni las mafias de estupefacientes se fían de mí como camello), me encantaría acudir a alguna de vuestras representaciones y actuar de telonero cantando alguna de mis más emblemáticas tonadillas. El simpático Juan sin miedo y yo podríamos hacer un dúo (dado lo corto de la estatura de ambos, sería un dúo la mar de interesante) cantando la melodía principal de la obra. Estoy seguro de que sería un éxito total, alucinante, lo más, como decía el difunto Joaquín Luque (Dios lo tenga en su gloria).

Hablaré con Carmen Sevilla para ver si le parece bien esta gran idea, lo que no tengo claro es que se entere de lo que le proponga, ya sabéis que está siempre un tanto alelada.

Saludos a todos.

El censor dijo...

Como instigador y socio fundador de este blog, aunque ausente en su gestión, no dejo de vigilar el valor de los artículos, así como el de las replicas. Que dicho sea de paso suele superar en mucho a los primeros escritos.

Pero yendo al turrón: Me llena de satisfacción comprobar la buena acogida que por parte de Meteorismo ha tenido esta obra (de caridad), aunque mantengo la duda razonable de lo que nuestro gran amigo Risto hubiera comentado de ella.

Sin embargo tengo mis reservas de que Meteorismo sea capaz de ni tan siquiera imitar la gran interpretación que realiza Rocío con esa gran bis cómica que la convierte en una natural sucesora de la siempre admirada en estos foros Lina Morgan.

Respecto al protagonista, lo cierto es que hace un trabajo extraordinario y le hace digno de trabajar con actores de la talla de Lorenzo Lamas, lo menos!!. Ese desparpajo, ese tono cómico, ese atractivo que cautiva a cuantas hembras pasan a su lado (y algunas que no cumplen este requisito también...). En fin se podría decir que todo un caballero de la interpretación. Un señor de las artes escénicas y el canto. Incluso me han comentado que ya práctica insultos especialmente "váyanse a la mierda!", para parecerse más si cabe a ese otro gran artista de nombre Fernando y apellido Fernán-Gómez.

Con todo esto señores y señoras mías (siendo políticamente correcto, como nos enseña diariamente el gran ZP) no tengo más remedio que insistirles en que no pierdan la oportunidad de contemplar este gran espectáculo, ¡sobretodo porque es gratis...!, y acudan a una o más representaciones para contemplar la valía de grandes actores noveles, como Rocío o el grandísimo Ricardo, como protagonista indiscutible. Que por cierto casualidades de la vida es también quien les escribe.

Saludos,

Rocío dijo...

Estimado Meteorismo,
bien es cierto que los raudos y veloces cambios de personalidad conllevan cierto grado de desquicie y psicotismo (comúnmente llamado estrés pre y post traumático), pero aún así me temo que no cambiaría el papel (ni los desquicies) de mi querido fantasma por nada... Si alguna vez le hace ilusión interpretarlo, puedo hacer una excepción, pero ni por asomo piense que le voy a ceder tan maravilloso papel... No es nada personal contra usted, es que no sé si le iba a venir el traje...

Pero agradezco enormemente el gesto y disposición por su parte. A mi querido y apreciado (y no sólo por mí, por lo visto, sino también por algunos grupos de espectadores que no sé muy bien dónde tienen la cabeza) "ventero" (en realidad lo que tengo es una posada, pero no vamos a ponernos excesivamente tiquismiquis a estas alturas), le intentaré dar, como usted dice, un mayor calado y trascendencia, si bien creo que el protagonista (con el cual comparto todas mis numerosíiiisimas escenas... y quién no, si el tío está hasta en las lentejas) no va dejar que le coman el terreno, que no vea usted qué ego tiene el señorito....

Querido Censor,
gracias por los piropos, pero si pretende usted ligar conmigo, sepa que estoy prometido con la Clodo, y que yo sólo cocino para ella, mal que le pese a quien sea... Si por el contrario sólo pretende hacer justicia a una sobresaliente interpretación de una gallina conocida por algunos como Turuleta, y por otros como "Gallina Blanca, la del caldo", le doy mis más sinceras gratitudes, y le invito a que se pase al final de alguna representación, que a lo mejor cae premio para usted.

Saludos cordiales.