jueves, 8 de julio de 2010

El regreso de Camilo

Acabo de enterarme de que el gran, que digo “gran”, ¡grandísimo!, Camilo Blanes, más conocido como Camilo Sesto, dará en octubre un par de conciertos en directo para dejar definitivamente el mundo del espectáculo.

Con todo lo bien que me cae Camilo, creo que esto de que quiere despedirse de sus seguidores con estos dos últimos conciertos, es una bobada sensiblera que utiliza para evitar decir que necesita dinero. A mí me parece excelente que cante cuando quiera o cuando necesite dinero, pero no sé por qué los seres humanos nos empeñamos en disfrazar cosas totalmente dignas, como ganar dinero, como si fuesen actividades delictivas.

En fin, sea cual sea el fundamento real del regreso fugaz de Camilo Sesto a los escenarios, yo estaré encantado de escuchar lo que nos cante. Sólo espero que siga teniendo ese prodigioso chorro de voz con el que nos deleitó durante sus largos años de carrera musical. También me “moló mazo” aquel disco del 2002 con el que reapareció de modo sorpresivo e impetuoso. Me causó gran hilaridad verle con una gorra de quinceañero cantando el pegadizo tema que he puesto como cabecera.

Aprovecho que me ha dado por escribir algo para decir que estoy encantado con que la selección española de fútbol esté ya en la final del campeonato del mundo. El balompié me interesa mucho menos que “l’estatut” (que ya es decir), pero me encanta ver a tanta gente contenta por una cosa tan tonta como esta (la necedad aumenta como la entropía, y eso me agrada). Lo que no me gusta son los excesos que algunos memos comenten en sus celebraciones, pero supongo que son minoría, así que habrá que afear su conducta a quienes se pasen un pelo (darles una paliza sería lo mejor) y dejar que los demás seamos felices.

Además de la infinidad de gente contenta que hay por esto del fútbol, también algunos políticos que, por eso de ser consecuentes con sus ideales separatistas, cuando se les pregunta (con malicia, claro) si les gustaría que ganase la selección española en la final, comienzan a dar vueltas para no contestar que sí. Es probable que prefieran que no gane España, cosa totalmente lícita, o que les importe un pito algo tan tonto, en cuyo caso ¿por qué no dicen lo que piensan o, más fácil, ignoran esa pregunta en lugar de decir memeces?

Parecía que el fútbol iba a unirnos a todos y todas los españoles y españolas, pero no es así. Espero que lo que no ha conseguido el fútbol lo consiga Camilo Sesto.

3 comentarios:

Viajero_Estelar dijo...

La "selezión" ha conseguido unirnos a todos y todas en esta nación de naciones, sólo por eso ha merecido la pena..
Que grande Camilo Blanes y que gran tema "Mola Mazo"..
..Pero moolaaa, maaazooo, ser tal como soy en cada paso que doy..

Zarzamora dijo...

Qué bien envejece Camilo. No tiene la barriga típica de los de 50 y más y tiene toda su cabellera, digna de aparecer en un anuncio de LLongueras. ¿Se ha hecho retoques estéticos y capilares?

Anónimo dijo...

Yo creo que Camilo no debería cortarse la coleta y seguir actuando per secular seculorum. Es como la mala hierba.....nunca muere.

Por lo demás, no estoy de acuerdo que la "selezión" haya servido como pegamento social en este cada vez mas fracturado pais.

Lo que realmente nos ha unido y unirá a todos y todas independientemente de nuestra ideología política y religiosa es por un lado la estremecedora, preciosa y romántica historia de amor de Iker Casillas y Sara Carbonero (quien piense lo contrario debiera ser ajusticiado por ello quizás obligandole a leerse el estatut de marras), y por otro lado esa desaceleración económica en la que todos estamos metidos de lleno y sin visos de salir de ella en bastante tiempo.

Por eso "esijo" que desde este blog se cree la plataforma "viva los novios" que recoja las necias impresiones de la "sociedaz" en temas tan importantes en nuestra vida como la relación de Iker y Sara o el actual estado emocional de la única princesa del pueblo y no hablo de Letizia Ortiz....(de Borbón????) sino de la Esteban.
I said