sábado, 27 de febrero de 2010

Esto lo arreglamos sin algunos

Supongo que, a estas alturas, casi todos habréis oído hablar de estosololoarreglamosentretodos.org, una simpática iniciativa de la Fundación Confianza, una organización bienintencionada que pretende “poner en marcha un proyecto que impulse en la sociedad unos valores, que actúen de palanca para la recuperación de la confianza desaparecida con la crisis”.

Es cierto, o eso me parece a mí, que cuando uno está animado para hacer algo, es mucho más probable que consiga su meta que si emprende la tarea con desánimo, pero hay que reconocer que es muy complicado animarse cuando uno está completamente hundido (aunque no es imposible).

En el mensaje de presentación de estoslololoarreglamosentretodos.org aparece gente famosa, gente no tan famosa y gente desconocida (por lo menos para mí), pero cuya situación personal dudo que sea mala (por lo menos en lo tocante a cuestiones económicas). Aparecen, entre otros, los hermanos Gasol, Buenafuente, Ferrán Adriá… No creo que estas personas estén atenazadas por los rigores de la crisis, la verdad. En cualquier caso tampoco niego que sus mensajes animosos puedan servir de acicate a quienes lo están pasando mal.

Se habla mucho de unirnos para “tirar del carro” todos juntos, de hacer pactos de estado, de trabajar más, de apretarnos el cinturón y qué sé yo cuántas otras cosas, todas ellas tan poco concretas que uno no sabe si eso va con él o va con otros. Esto me recuerda a algunos jefes de mi entorno laboral que, tal vez por no dar una imagen despótica, cuando hay alguna tarea que realizar, en lugar de asignársela a una persona concreta, convocan una reunión en la que se dirigen al tendido y dicen : “tenemos que hacer esto” o “hay que resolver aquello”. Todo el mundo asiente y, al disolverse la reunión, cada cual vuelve a su sitio convencido de que aquella petición no iba con él, con lo que la importante tarea queda sin hacerse.

Es verdad que si cada uno de nosotros se hiciese cargo de llevar a cabo sus tareas diarias de la forma más eficiente posible (suponiendo que en nuestras tareas se pueda ser eficiente, cosa que, en mi caso es imposible), si no derrochásemos recursos innecesariamente, si fuésemos previsores en lugar de derrochadores e inconscientes, si procurásemos colaborar con los demás en lugar de comportarnos como jetas o negreros (espero que nadie se enfade por utilizar esa palabra) endosando nuestras tareas a algún pobre pringado que trabaje por dos… En fin, si nos comportásemos mirando más por el bien común que por el propio, tal vez las cosas podrían mejorar sustancialmente.

Lo malo es que hay demasiado pintamonas en puestos de responsabilidad políticos, empresariales y de todo tipo que no tienen ni idea de cómo dirigir aquello para lo que han sido nombrados (yo tampoco sabría, pero no ostento esos cargos). Es posible que entre todos podamos resolver este lío en el que estamos, pero para eso habría que soltar el lastre de esa pandilla de chupópteros que, lejos de contribuir a la solución, parece que sólo agravan el problema. En resumen: esto lo arreglamos sin algunos.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Han ideado la campaña los creativos de la agencia SCPF, Arena Media, Altimira, The Cocktail, Mejorando lo Presente (con el sello El Terrat), Synovate, BBDO Consulting, así como el equipo de Javier Ayuso, anterior director de comunicación del banco BBVA. En cualquier caso, la iniciativa partió de Jaime de Andrés, director de publicidad corporativa de Telefónica. (Blog Mira mamá).
Las empresas que están financiándola (aglutinadas en la Fundacioón Confianza, como la propia web dice) son las mismas que están tras el Real Instituto Elcano, un think tank presidido por la Corona que determina desde hace mucho la política exterior y económica de España. Entre todas han conseguido más de 50.000 de euros de beneficio el año pasado. ¿Por qué no invieten ellos para arreglar el desastre que el porpio capital desaforado ha casuado?
Es una pura campaña de marketing político-empresarial, vergonzosa. Un insulto para el ciudadano.

Meteorismo galáctico dijo...

Estimado anónimo:

Veo que estás bien documentado al respecto de esta campaña de marketing lanzada para generar esa famosa confianza que necesitan los que nos toman el pelo constantemente para seguir creyendo en ellos. Hablaré con Jorge Javier Vázquez para que me certifique la veracidad de tus datos (yo, como Lydia lozano, siempre verifico los datos que me dan).

Con los 50.000 millones de euros de beneficios conjuntos de todas las empresas que forman esta fundación “optimística”, no me extraña que puedan dedicar un poco de calderilla a este apaño sin ánimo de lucro (cada vez tengo más dudas de que no se lucre nadie con las instituciones sin ánimo de lucro).

¡VIVA LA CONFIANZA!
¡VIVA EL PROGRESO!
¡VIVA ZP!

Jajaja dijo...

A mí me parece fabuloso esto de la confianza. De hecho cuando he visto el anuncio le he gritado a Dorami, que estaba en otra habitación: "¡Ven! ¡Mira! No hay porque preocuparse. Si nos congelan el sueldo y sube el Euribor va a venir Pau Gasol a pagarnos la hipoteca". Yo ya siento mucha más seguridad en el futuro.

Viajero_Estelar dijo...

Tranquilos, ZP nos volverá a poner en la "Champions" de la economía, con la ayuda de Leire, Bibi y Pepiño..Y por supuesto, con la colaboración inestimable de Sarro y Cuesco..

Viajero_Estelar dijo...

Mis dos últimos "pos" están sin comentarios, "esijo" pongas cualquier estulticia de comentario "en el azto"..

ZARZAMORA dijo...

Me gusta el colofón de tu artículo, eso de "esto lo arreglamos sin algunos" Ponle un org al final y lanzamos otra campaña. Yo quitaba ya mismo a Bibiana Aído y su ministerio inútil para comenzar el ahorro. Y eliminaría los seis millones de euros que le han dado a una fundación gastronómica vasca (lo he visto publicado en el BOE)en la que están, entre otros, Arzak y Karlos (sí, lo ponen con K) Arguiñano, el simpático cuenta chistes cocinillas que ya no me cae tan bien.

Anónimo dijo...

PREFIERO AHORRAR HOY A ESTAR MAÑANA EN LA COLA DE CARITAS..... pásalo

Anónimo dijo...

PREFIERO AHORRAR HOY A ESTAR MAÑANA EN LA COLA DE CARITAS....pásalo

Raquel Márquez dijo...

Qué morro tienen, madre mía. Si se tratara de animar a los que se pueden permitir reactivar la economía no creo que funcionara: tiendo a pensar, no sé si ingenuamente, que la gente que tiene mucho dinero tiene también cierta inteligencia, y esto no les va a colar. Y si va para los que apenas pueden pagar la hipoteca... pues el mensajito optimista se convierte en una tocada de huevos absurda. Alguien se estará lucrando seguro, aunque sólo sea la agencia de publicidad/comunicación...