domingo, 4 de octubre de 2009

El paripé de las olimpiadas

Se acabó el “sueño” de Madrid 2016 que con tanto esfuerzo y dinero de los contribuyentes se había gestado. A mí particularmente me importa un pito que no se celebren las olimpiadas en la capital del Reino de España, pero he podido constatar que hay mucha gente que estaba verdaderamente ilusionada con este tema.

Reconoceré que el viernes, de tanto bombo que se le ha dado a la cosa y gracias la parafernalia de la que se rodea la elección de la ciudad organizadora los juegos olímpicos, hasta yo llegué a desear que se los diesen a Madrid.

Nunca he podido entender qué tiene el deporte de élite (el deporte espectáculo) para atraer a tanta y tanta gente y, sobre todo, a personas que no son capaces de mover un dedo para hacer un poco de ejercicio. Pero la realidad es que a la mayoría de la gente le “mola mazo” ver cómo otros hacen deporte. El fútbol es el rey, sin duda, pero durante las olimpiadas hay gente que se interesa por cosas tan poco populares como la esgrima o el lanzamiento de disco, por poner dos ejemplos.

Toda la tabarra que nos han dado con lo de las olimpiadas me sirve para poner de manifiesto una vez más que el paripé rige nuestro mundo (es que aún hay gente que no se ha dado cuenta de ello). Los miembros del COI, que no sé qué méritos tienen para serlo ni conozco los mecanismos por los que han llegado allí, me parecen un grupo de personas que se lo pasan pipa viajando por el mundo para ser agasajados desmesuradamente por los pobres diablos que pretenden ser elegidos para gastar un dineral en organizar unas olimpiadas.

Cuando el COI viaja a las distintas sedes potenciales, los anfitriones les enseñan lo bueno y ocultan lo malo de sus ciudades (primer detalle de paripé).

Los señores del COI sonríen y dicen cosas bonitas a sus anfitriones para que se queden contentos y, a poder ser, les traten tan bien, o mejor, durante la visita que hagan en la siguiente ronda. A estas alturas muchos ya saben que a esa ciudad no le van a dar su voto, pero eso no quita para que les animen a seguir gastando dinerito (más paripé).

Y llega la votación final. La presentación de las candidaturas podría hacerse por vídeo conferencia o podría grabarse en un vídeo y enviarse a esa panda de vividores del COI para evitar gastar un dineral moviendo a las distintas delegaciones y sus decenas de agregados, pero por alguna razón, a pesar de los muchos consejos que nos dan nuestros dirigentes para no contaminar y ahorrar, a ellos no les importa nada fletar unos cuantos aviones para ir a hacer el bobo a Copenhague. Seguro que generaron mucha más contaminación que todas las bolsas que Carrefour ha dejado de repartir en este último mes, pero como ellos son los que mandan, su contaminación no cuenta. Como atenuante diremos que las plazas hoteleras que ocuparon sirvieron para generar riqueza en Dinamarca a costa de empobrecer un poco más a sus respectivos países.

Lo único bueno, según dicen, de todo esto es que Madrid es ahora más conocida mundialmente. Seguramente vendrán más turistas para conocer a la ciudad que quiso organizar los juegos olímpicos en dos ocasiones y no lo logró.

La pena de todo esto es que el fracaso del Madrid olímpico no radica en haber hecho un plan malo sino en que la decisión la toma el COI, esa pandilla de simpáticos personajes que ganan un dineral por viajar de acá para allá gratis y por pulsar un botón una vez cada cuatro años.

¡VIVA EL PARIPÉ!

9 comentarios:

Antares dijo...

El deporte hay que hacerlo "día a día", como decía el gran Johnny Rambo.Tú y yo damos ejemplo de ello, tú corriendo absurdamente y deponiendo varias veces antes de la meta y yo con mi kimono con zurrapas..

Dr. Flatulencias dijo...

Meteorismo, la razón por la que mucha gente ve eventos deportivos en la tele es la misma por la que algunos (muchos) se entretienen viendo 'esperimentos' sociológicos y otras estupideces en televisión, cuando ellos mismos no se prestarían nunca a hacerlo.
Por otra parte a ver si te enteras de que esos grandes eventos deportivos no tienen nada que ver con el deporte, sino con el negocio del espectáculo.

Meteorismo galáctico dijo...

Doctor Flatulencias:

Siendo, como eres, estandarte de la necedad y receptáculo de la estulticia, tus palabras de hoy rezuman sensatez. Es cierto que la emoción que algunos sentimos viendo Gran Hermano (ese es el “esperimento” sociológico al que se refiere nuestro eminente colaborador) es tan inexplicable como la que se produce en los futboleros cada día que juega su equipo o, en los casos más extremos, cada día que juega alguien.

El deporte de élite, ciertamente, es un espectáculo que genera grandes cantidades de dinero pero que, según creo, no sirve en absoluto para promocionar las bondades que tiene llevar una saludable vida deportiva. Sería bello que todos estos espectáculos, ya sean deportivos o de experimentación sociológica, se hiciesen sin disfrazarlos de lo que no son. Pero hay que reconocer que un poco de falsedad y un mucho de paripé hacen que la vida sea más emocionante.

Fabián dijo...

Me quedo con el párrafo donde dice: "Nunca he podido entender qué tiene el deporte de élite (el deporte espectáculo) para atraer a tanta y tanta gente y, sobre todo, a personas que no son capaces de mover un dedo para hacer un poco de ejercicio."

Zarzamora dijo...

Totalmente de acuerdo con lo dicho acerca de las olimpiadas por Meteorismo. ¡Atención! He leido en estos periódicos gratuitos que son los únicos que leo, que Gallardón compró hace dos o tres días el dominio Madrid2020. ¿No se cansará?

Quiero definiciones serias y etimología de la palabra paripé que tanto te gusta, galáctico.

Gracias.

Meteorismo galáctico dijo...

Querida amiga Zarzamora:

Me ha bastado buscar en el Diccionario de la Real Academia Española esa sonora y bella palabra que es “paripé” para encontrar lo siguiente:

paripé.
(Del caló paruipén, cambio, trueque).
1. m. coloq. Fingimiento, simulación o acto hipócrita.
hacer el ~.
1. loc. verb. coloq. Presumir, darse tono.

¡Es maravilloso! Mi palabra favorita (también lo es de Antares) proviene del caló. Es un vocablo gitano ¡VIVA LA MULTICULTURALIDAD!

Jajaja dijo...

¡Qué poco Espíritu Olímpico destilan tus palabras, Meteorismo! Aun así, quiero pedir tu apoyo para la candidatura de San Antón 2020. Un atleta de la necedad (las dos cosas) como tú aportará muchos enteros a ese maravilloso proyecto.

¡VIVA LAS OLIMPIADAS!
¡VIVA SAN ANTÓN 2020!
¡LA SIESTA, DEPORTE OLÍMPICO!

Carlos García dijo...

Hola Galáctico... Antes de nada pedirte disculpas por desaparecer sin ninguna explicación.

Pero he vuelto, como el Ave Fénix, resurgiendo de mis propios detritus para alegraros a todos la vida. Tal y como hace el COI cada cuatro años.

http://cgr63.wordpress.com

Leandro Gado dijo...

Totalmente de acuerdo con tus palabras, Meteorismo. Lo digo siempre: las olimpiadas que las celebren los griegos en Olimpia si quieren. ¿Cuántos millones se ha gastado Ruiz-Faraon en todo esto? 7mil millones de deuda en el ayuntamiento de Madrid.
¡¡¡¡¡Vayase señor Gallardón!!!!!!!