sábado, 16 de febrero de 2008

El debate

¡Qué bonito es esto de las campañas electorales (o precampañas o como quiera llamárseles)! ¡Y qué maravillosos son los debates entre los candidatos! A toda la ciudadanía le interesan enormemente estas charletas televisadas en las que primero se negocian los temas a tratar y se especifica lo que el moderador podrá preguntar. Gracias a esos dos debates televisados que podremos presenciar en directo, seguro que vamos a las urnas con el voto mucho más meditado.

Estoy convencido de que incluso Pepiño o Acebes podrían cambiar su voto en función de lo que sus líderes digan ese día. Seguro que muchos de vosotros conocéis a gente que cada fin de semana va al mitin de un partido político diferente para poder saber qué ofrece cada cual y así ejercer su derecho al voto con responsabilidad plena. La ciudadanía es así de seria. Los españoles y españolas nos tomamos muy en serio lo que dicen los políticos y las políticas porque sabemos que nunca mienten y que en las campañas electorales la verdad manda y todos los candidatos y candidatas se muestran con total transparencia ante los electores y electoras (qué ridículo es el lenguaje políticamente correcto).

Estas últimas semanas he podido ver algún retazo de las entrevistas que Iñaki Gabilondo hizo a Rajoy y a Zapatero y me encantó ver que las cosas siguen siendo como siempre: El entrevistador pregunta una cosa y los entrevistados responden lo que les da la gana. Respuestas que no tienen nada que ver con lo preguntado y que, en muchas ocasiones ni siquiera tienen sentido. Ante semejante tomadura de pelo por parte de los entrevistados, el moderador, que posiblemente esté cumpliendo unas estrictas normas impuestas por el jefe de campaña del entrevistado, no afea su conducta a su interlocutor y pasa a otro tema.

Siendo así las cosas ¿Cómo se entiende que, supuestamente, nos interesen tanto esos debates televisados? ¿De verdad alguien cree que sacaremos algo en claro de ellos aparte de constatar una vez más que se puede hablar mucho sin decir nada?

He oído críticas a la postura de Tele5 que, por si no lo sabéis, ha decidido no retransmitir el famoso debate porque estiman que algo que va a verse en muchas otras cadenas no tiene interés para sus televidentes (ni, por tanto, para ellos, claro). Yo creo que tienen toda la razón del mundo, de hecho, seguro que el día del debate, será La Primera la que se lleve el gato al agua porque es probable que casi todo el mundo encienda la tele pulsando el 1 para comenzar el proceso de “zapeo” por todas las cadenas y, puesto que en las demás iban a ver lo mismo ¿para qué continuar cansando el dedo con cambios inútiles de canal?

Tele5 acertará de lleno si ese día hace una gala especial de Supervivientes. Yo, particularmente, será ese el programa que vea (Karmele está muy crecida). La “ventaja competitiva” la tendrá el que ofrezca algo especial en un día en el que todos se empeñarán en mostrarnos lo mismo (a dos señores diciendo cosas que ya sabemos en presencia de otro que les preguntará lo que ellos quieren que les pregunte).

16 comentarios:

Antares dijo...

Estimado-y necio-Meteorismo, nadie como Sarro y Cuesco(alter ego de nosotros mismos) para responder cosas que no tienen que ver con lo que te preguntan..Deberíamos protagonizar un debate televisivo, sería lo más, ¡guao!..

Meteorismo galáctico dijo...

Tu idea me parece de lo más interesante, Antares. Estoy convencido de que un debate entre dos necios desconocidos como tú y yo tendría mucho más interés que el de nuestros candidatos a presidente. Nosotros haríamos ostentación de nuestra necedad en lugar de disimularla como harán ellos.

El moderador de nuestro debate tendría que ser el Señor Barragán o, en caso de no poder acudir éste, Chiquito de la Calzada.

A ver si algún productor de Tele5 lee este blog y nos hace una oferta adecuada a nuestro caché.

Jajaja dijo...

Yo voy a votar a Rajoy, que ha prometido quitar el canon digital. Con la mierda de televisión que hay ahora, con tanto Supervivientes, tanta propaganda electoral y esas películas en las que a partir de las tres de la mañana ya no ponen publicidad, me estoy gastando una pasta en CD.

Anónimo dijo...

Creo que sería más innovador aun si en vez de ser vosotros los candidatos fueseis los moderadores.

Por otra parte, en cumplimiento de la ley de igualdad uno tendría que cambiarse de "seso" (supongo que solo en el registro, nada de amputaciones), y entre los debatientes tendrá que haber (Tri)paridad, por lo que se me ocurre que el Sr. Barragán represente a la derechona casposa, Eva Hache a la modernidad progresista y el presentador del Tomate (desconozco su nombre) al colectivo Homo, que además se acaba de quedar en el paro y si no va a engordar las listas de Fechero del INEM.

Si el moderador me lo permite, aprovecho para saludar a D.Evo y al Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, fuentes de mi inspiración.
"Esijo" una ovación revolucionaria.
¡VIVA LA PACHAMAMA!

Meteorismo galáctico dijo...

La idea del debate alternativo va cobrando fuerza entre los lectores de Libertad Diodenal. Estoy pensando que, si no podemos llevarlo a cabo en Tele5, Antena3 o Cuatro, podemos hacer una multiconferencia vía Skpe para que se conecten todos los ciudadanos y ciudadanas que así lo deseen. De este modo todo el mundo podrá participar y decir las sandeces que le vengan en gana.

Estimado anónimo, además de instarte a adoptar algún nombre con el que podamos referirnos a ti y, llegado el caso, insultarte (siempre cariñosamente, claro), debo aplaudir tu erudición indígena al vitorear a la Pachamama, esa deidad andina.

Me uno a los saludos dedicados a Chávez y a Evo. Ellos serán también invitados especiales de nuestro debate. Procuraremos que también acuda Su Majestad el Rey Don Juan Carlos para que se monte follón y podamos batir récord de audiencia.

HiramBernier dijo...

Yo lo único que sé es que las fabes que nos obsequió Chemita me hicieron sentir cual ninot indultat, cual cristiano en Ferias en Onteniente y Alcoy, como Pedrosa tras ganar en Cheste, como en una mascletá,...
Dios mío qué violencia intestinal.

Si multiplicamos x 2 el volumen de fabes, que es más o menos lo que tú consumiste en comparación conmigo, supongo que tu morada debe ser ahora mismo lo más parecido que haya a Valdemingómez en todo Madrid.

Lo siento Míguel.

Antares dijo...

Voto por el Señor Barragán como moderador.También voto porque haya un programa de variedades entre nuestras intervenciones, con "seleztos" cantantes como Musiquito, Luixi Toledo o Leonardo Dantés..
Finalizaremos el debate entre estruendosas ventosidades que pondrán de manifiesto que lo que la ideología separa lo une el cuesco..

Meteorismo galáctico dijo...

Para situar a los lectores en el “contesto” que trae a nosotros el gran Hiram Bernier, diré que el domingo se celebró un gran evento: “La comida de los necios”. Nos reunimos cinco necios y una santa (que aguanta a diario a Hiram Bernier) alrededor de una mesa en la que se podía elegir entre calamares en su tinta y fabada, todo por cortesía de nuestro anfitrión (gran persona y mejor cocinero). Todos conocéis mis hábitos flatulentos, así que no dudé ni un momento por qué manjar decantarme. También tengo que reconocer que los calamares en su tinta tienen el efecto secundario de dejar unos “frenazos” demasiado oscuros en los calzoncillos, así que ese fue un punto más a favor de los judiones flatulentos.

Al igual que le pasó a nuestro amigo Hiram Bernier, yo también noté los efectos gasísticos de las alubias. Lo malo es que la liberación de toda la fuerza ventosa no aconteció hasta la madrugada del lunes en que, a la vez que sonaban los discretos pitidos de mi reloj de muñeca, el intestino grueso decidió aplicarse a fondo para expulsar todo el gas que lo había tenido en tensión durante la noche. ¡Fue algo magnífico! ¡Qué sensación de libertad! ¡Qué sonido tan estruendoso! Fue algo inolvidable.

Durante el resto del día, como ocurre con los terremotos, hubo réplicas del movimiento peristáltico matutino, y hoy las reservas se han agotado de improviso cuando he comenzado a toser mientras me desplazaba confiado por el pasillo de mi lugar de trabajo (lleno de personas a uno y otro lado). Confío en que los decibelios de la tos hayan sido superiores a los del meteorismo involuntario (pero no por ello menos gozoso).

Kupe Karras dijo...

Bueno, lo del debate me trae loca. Yo, que la única cadena española que veo en Londres es la TVE internacional, tuve que ver con gran ascazo que toda la programación se esfumó para dar paso a dos días del debate del estado de la nación(claro, lo seguían echando en La TVE2 en España pero el canal internacional es mezcla de las dos cadenas mas cosas que se sacan de algún archivo del NODO)

Yo no sé cómo leches decide algún lumbreras que todo ibérico emigrado por Europa le interese ésto más que el culebrón que echan después del telediario. Ahora me temo que me antes de tragarme al Rajoy y al Zapatero prefiero verme algún bodrio inglés, como Club Reps, acerca de jovenzuelos que son animadores de hoteles y discotecas en España y Grecia que se pasan todo el día acostándose con y sin protección y las tipas enseñando tetas bastante amorfas, eso sí es tele.

Menos mal que el otro día se les fastidió la voz durante el telediario y se escuchó a los trabajadores de TVE internacional con el micro diciendo "Sí, sí, va, va" a modo de verbena y más tarde desaciéndose en insultos y risotadas, el más light era: mecago en Dios, ésta mierda no funciona, llamad al técnico", mientras se oían a los subordinados excusarse del fiasco y un jefe cada vez más cabreado, eso sí que merecía un programa por sí solo.

Anónimo dijo...

A mi me aburren sobre manera, aunque a mi suegro le encanta, se los traga todos, yo a ZP no le aguanto, no sé que tiene pero es verle por la tele e inmediatamente darle al botón.... ¿será que no tengo ganas de que me insulte mi presidente?,

he visto este video que ya está batiendo records de audiencia, os lo recomiendo.

"Un bebé pregunta a los pólíticos".

Anónimo dijo...

Yo preferiría un debate de los de antaño, tipo "Moros y Cristianos" con Joan Adriansens, el padre Apeles, Javier Nart y otros librepensadores, con ellos al menos me reía de las sandeces que decían.

Porque hay que reconocer que por mucho que el cejas y el de la S líquida prometan, en cuanto acaben las elecciones vamos a estar como ahora o si no peor.

Yo por mi parte pienso votar a Fidel Castro (en plan voto de despedida por tantos años de buen hacer en Cuba).

Meteorismo galáctico dijo...

Pasó el primer debate y hoy han estado hablando en todas partes (yo también) de tan esperado evento. Pensé ver sólo un ratito, pero al final lo vi casi entero. Realmente no me aportó nada nuevo. Cada uno dijo lo que estaba previsto que dijera y cada cual utilizó los datos estadísticos como mejor le convino en cada momento (en números absolutos o en porcentajes), el caso es “demostrar” a los lerdos que vemos la tele que la razón la tiene uno y que el otro miente.

Lo que me tuvo en vilo durante todo el debate era ver quién de los dos candidatos era el primero en nombrar a Javier Bardem para conseguir el voto de “El Follonero” que, por si no lo sabéis, en su simpático programa Salvados por la Campaña”, prometió dar su voto al partido del primero de los candidatos que pronunciase el nombre de nuestro oscarizado actor. Finalmente fue ZP el que mencionó al gran Bardem, así que la opción de “progreso” ya tiene un voto más.

Jajaja dijo...

Felicidades, Meteorismo. Eres la primera persona que conozco (aunque sea virtualmente) que reconoce haber visto el debate. Parece que estoy rodeado por ese cuarto de españoles que pasamos de él para dedicarnos a otros menesteres. Yo me estuve dedicando a leer el último libro de Harry Potter, que vive en un mundo fantástico en el que la magia existe y las fuerzas de la Luz se enfrentan a las de la Oscuridad. ¡Cáspita! ¡Cómo Zapatero y Rajoy!

Jajaja dijo...

Un artículo de Martín Seco que viene como anillo al dedo para este artículo: El espectáculo de los debates.

Meteorismo galáctico dijo...

Interesante artículo, Jajaja. Me ha gustado que se compare el tirón de los debates televisados con el que puede tener Gran Hermano. Yo suelo preguntarme qué es lo que mueve a algunos a catalogar como telebasura a Gran Hermano o al Diario de Patricia y a no hacerlo con el Telediario o con muchos programas de debate que, al final, se parecen más a un combate de lucha libre americana que a una confrontación distendida de opiniones.

¡VIVA MARÍA ANTONIA IGLESIAS!

Bocaseca dijo...

No me guste hablar de política, cada persona tiene un punto de vista sobre el tema, y cada uno intepreta las cosas a su manera, si todos lo interpretasemos por igual, no seríamos personas, seríamos máquinas; también hay otros que tienen una ideología y no hay quien les saque de ella, sobre todo personas mayores, el mero hecho de que un partido sea de izquierdas o de derechas le supone el dirigir su voto indistintamente de que lo que ofrezca sea bueno o malo. En fin, buen artículo jajaja,

Meteorismo, ¿para cuando el próximo post? ¿será para el día de las elecciones?

¡VIVA ANDRES PAJARES!