sábado, 29 de diciembre de 2007

Adiós al 2007

Un año más termina y otro empieza ¡Qué emoción! Recuerdo que hace tiempo (no mucho) me hacía mucha ilusión estar atento a los dígitos del año de mi reloj digital para ver como cambiaba a las doce de la noche del día 31 de Diciembre. Los que seáis tan paletos como yo y prefiráis los feos, pero funcionales, relojes digitales Casio a los bellos relojes de manecillas, me comprenderéis, después de todo los dígitos del año sólo cambian una vez cada 365 días.

Valga esta absurda introducción como inicio de mi sarta de sandeces para hoy. No he mirado lo que escribí por estas fechas hace un año y hace dos (¡se va haciendo mayor este blog!), pero si alguien lo comprueba, es altamente probable que me repita ¿Os habéis fijado en lo mucho que nos repetimos los seres humanos? Somos especialistas en decir las mismas cosas en circunstancias semejantes ¡Qué poco originales!

Seguramente hablé de los propósitos para el nuevo año que hacen muchas personas (propósitos que suelen quedarse en eso) o de la carrera de fin de año, la Sansilvestre Vallecana, en la que participo desde hace ya un buen número de años sin haber conseguido jamás hacerme con un puesto en el podium. Cada vez va más gente a esa carrera. Lo que no sé es si eso significa que se incrementa el número de aficionados a la carrera pedestre o que cada vez se hace mejor publicidad del evento (me inclino por lo segundo). El caso es hacer algo especial en ese día por una razón tan tonta como que se termina un año y empieza otro.

No sé qué fundamento tienen esas teorías sobre el inconsciente colectivo, pero lo cierto es que hay algo que hace que una gran mayoría de personas se sienta necesitada de hacer cosas especiales el día 31 de Diciembre. Lo que también es verdad es que muchas personas piensan que hacer algo especial es quedarse viendo los especiales de fin de año que ponen en casi todas las cadenas de televisión. Yo mismo he hecho tal cosa en más de una ocasión (después de correr la Sansilvestre, así que yo hice dos cosas especiales en tan “mágica” noche).

Y ahora insto a los sufridos lectores a hacer su resumen del año que termina y a expresar sus deseos para el que comienza (no es necesario que diga, pero lo haré, que también podéis decir sandeces ajenas a este tema).

Felicidades para todos y todas (este final está dedicado a los progresistas que nos leen).

10 comentarios:

Carlos García dijo...

Pues a pesar de ello, tu post no es nada especial.
Otras veces he sentido retortijones y calambres intestinales con tus sabias palabras, pero esta vez... nada de nada.

Espero que el 2008 te devuelva a tus habituales e ingeniosas diarreas mentales.

Feliz Año...;-))

Meteorismo galáctico dijo...

Tienes toda la razón, amigo Carlos, este último post del año ha sido totalmente insustancial. Carece sobre todo de la sustancia básica que mueve mi intelecto: La mierda. Debe de ser que en esta época navideña me vuelvo más nostálgico y melancólico (creo que ambas palabras significan lo mismo, pero poniéndolas juntas y explicando el hecho, ocupo más espacio escrito) y la escatología se ve relegada a un rinconcito de mi deteriorado cerebro. Haré el propósito de recuperar mi ingenio en el nuevo año, es más, creo que tengo que volver a recuperar mi afición a hacer críticas a nuestros grandes políticos progresistas.

A seguir bien, Carlos.

Antares dijo...

Estimado Meteorismo,

Yo también suelo gozar de esos especiales de Nochevieja, plagados de estrellas de medio pelo, que cantan en "play-bas" y de humoristas de dudoso humor; ¡es totalmente palurdo!.
Propongo para este Especial Nochevieja juntar a Nana Moskouri, Richard Clayderman y Luis Cobos,¿a qué molaría?..

La remendada dijo...

Bueno, seguro que todos hemos puesto el arbolito de navidad(por lo menos)Y estaremos comiendo lo tradicional y aqui quejandonos mientras comemos langostinos carisimos y engordando 5 kilos. No es mi caso, por que despues de mi operación,poco puedo comer y serán mis fiestas austeras como deberia ser siempre. (Odio no poder comer de todo), pero... ¡ Que viva el espiritu de la navidad, que por algún lado estará!
¡Felices fiestas a todos!

PD: Espero que Ramón García de las campanadas con su capa, sino, ya no es año nuevo.

nati dijo...

Yo también este año , me quedaré viendo los especiales televisivos hasta las tantas. Durante años , he ido de cotillón y fiesta . Pasando frío (por culpa de los escotados vestidos de fiesta), dolor de pies(por los tacones aguja), me he dejado sobar por decenas de personas , que me deseaban feliz año (a los que ni siquiera conocía), en fin....resaca , gastos . Y ni siquiera sabía porque lo hacía. Si una cosa me han enseñado los años , el cumplir nocheviejas , ha sido EL HACER EN CADA MOMENTO , LO QUE EN VERDAD UNO DESEA HACER.
un saludo para todos
(Carlos , no critiques a meteorismo por estar nostálgico ,es el estado normal en epoca navideña, ya volverá a su ser )

MonicaRadiuca dijo...

Tu necedad es grande, y en estas fechas se acrecenta. Es normal, al tener tan deteriorado tu folículo piloso, y ayudado por el frío estacional, tu cerebro es atacado por ideas harto inútiles, lo cual provoca que escribas tales comentarios.
Espero que este 2008 vuelvas a tu senda y escribas más comentarios sobre Antoñito Hernández Mancha, Jorge Verstringe, Pepiño Blanco, Magdalena Álvarez, Carmen Calvo y demás próceres y próceras de la Patria.
Deseando que comas un buen pernil con mofongo y camarones junto a tu familia, se despide tu amiguita Monica Radiuca.


P.D: Acabo de recibir tu mensaje de felicitación por el nuevo año y me ha gustado lo de "adoquines de estupidez"

Meteorismo galáctico dijo...

Yo, que soy una persona fácilmente emocionable (incluso lloraba con “La casa de la pradera”), estoy ahora con los ojos anegados de lágrimas de alegría al comprobar que Libertad Diodenal aún es punto de encuentro de grandes personas como las que os habéis dado cita aquí en este último día del año. Vuestra visita a este blog me ha alegrado tanto como la de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos Primero de España a las tropas desplazadas en Afganistán.

Antares, tus propuestas musicales serían un bombazo si algún gran productor (como José Luis Moreno) las hicieran realidad, pero el caso es que la ceguera reina en el mundo de la farándula y nadie optará por tan exitosa fórmula, así que tendremos que aguantarnos con la sesión de “play-backs” de nuestros cantantes más famosos.

Nati, me encanta esa conclusión tan acertada a la que te han conducido tus años en este mundo. De todos modos, como no siempre se puede hacer lo que uno desea, por lo menos dejaremos de hacer aquello que realmente no nos apetece un pimiento, que eso es más asequible.

Mi querida y “remendada” amiga, espero que en este nuevo año cicatricen adecuadamente todos los costurones que te han hecho durante los últimos meses y que puedas disfrutar de una renovada y vigorosa salud.

Mónica Radiuca, me siento tremendamente feliz de comprobar que has aprendido a escribir español con total corrección. Aún recuerdo tu primera intervención en este blog... Tenía más faltas de ortografía que cualquier mensaje SMS de los intercambiados por nuestra querida ciudadanía (no sólo la ciudadanía adolescente). Y ahora te expresas con más elegancia que nuestro querido Pepiño Blanco.

Y ahora, si me lo permitís, voy a ver si me libero del lastre intestinal para correr cual gacela esta tarde. Felicidades para todos.

Anónimo dijo...

- ¿Quieres tener a Celia Blanco en tu móvil?
- ¿lo que importa es el tamaño?...
Cuanta decadencia televisiva, incluso en la noche de Fin de Año!!!.
Nati, Nati... pero que esperabas si eres una Diosa...
Meteorismo, anímate!!!, ya ganarás la San Silvestre el próximo año. Y no una, ni dos... tres veces el mismo día.

Feliz 2008.

Tarzanete.

Meteorismo galáctico dijo...

¡Qué alegría volver a saber de ti, Tarzanete! ¿Qué tal andan Jane y Boy? Espero que todo vaya bien por el Monte Mutia.

Un abrazo.

P.D.- Y ahora presumiré un poco diciendo que conseguí llegar entre los 500 primeros de esa marabunta de más de 20.000 personas ¡Soy la pera! Mis flatulencias consiguieron mantener a raya a todos los que iban detrás de mí.

Carlos García dijo...

Para nada mi intención es criticar a quien fue el primer tertuliano de mi triste y lamentable blog, añorada Nati.

Jamás podría hacerlo.

Pero cuando alguien se aparta del recto camino de la sandez, la pantomima y la escatología ilustrada, es necesario hacérselo notar.

Lo demás corre de su cuenta.