domingo, 23 de septiembre de 2007

Tontos que no saben que lo son

Tras ver el vídeo que nuestro esporádico colaborador Jump&Benchi ha recomendado a los lectores de Libertad Diodenal, he estado meditando en el retrete (es el lugar más adecuado para tales menesteres) sobre la necedad humana y he decidido ponerme a escribir sobre ello para ver si vosotros, queridos amigos, podéis añadir un poco más de confusión a mi lerda mente.

Confío en que esa gente que cree que Corea está en Australia o que no sabe nombrar un país que comience con la “U”, a pesar de vivir en USA, no sea más numerosa que la gente que sí sabe esas cosas pero, aunque ocurriera lo contrario (que la mayoría de la gente fuera extremadamente ignorante), lo que realmente resulta preocupante es que no sean capaces de reconocer su escasez de conocimientos. El hecho de que, ante una pregunta cuya respuesta se ignora, alguien prefiera responder una burrada a confesar su ignorancia, es lo peligroso. ¿Por qué tenemos tanto miedo a reconocernos ignorantes, lerdos, estultos, necios, etc.?

Sé que los participantes de este blog no tienen miedo alguno a laurearse con esos epítetos, pero hay que reconocer que Libertad Diodenal no representa más que una ínfima porción de la sociedad (de otro modo yo sería famoso y mi brillante calva sería conocida mundialmente).

Estimados amigos y colaboradores de este blog, tenemos mucho trabajo que hacer. La sociedad nos necesita ahora más que nunca. Pregonemos a los cuatro vientos nuestra ignorancia, mostremos al mundo que reconocerse ignorante es el primer paso para llegar a la sabiduría. Hagamos saber a todo el mundo que la necedad es lo único que nos iguala a todos.

¡NECIOS DEL MUNDO, UNÍOS!

10 comentarios:

Antares dijo...

Grandioso documento audiovisual.Me gustaría que se hiciera-o hiciese-una encuesta similar en nuestra nación de naciones..

Carlos García dijo...

Increíble... de tanto mirarse el ombligo se les ha vuelto el cerebro blandiblú.
Pero, además, de forma genética e irreversible.

Y luego nos quejamos aquí... Deberían darnos un Nobel a todos, je, je...

Anónimo dijo...

Me temo que por mucho que nos parezca que lo del video es 'cosa de yanquis" , en España estamos cada vez más próximo a ellos de los que muchos creen. De todas formas a mi lo triste de la situación no es que la gente no sepa cosas que realmente no le van a aportar nada excepto cultura, es decir, a una persona de Texas que no va a salir en su vida de su pueblo le da igual en qué parte del mapa esté Corea o España. Eso sí lo preocupante es lo que comenta Meteorismo, la gente prefiere decir lo primero que se le pasa por la cabeza antes de reconocer que es un ignorante.
Menos mal que siempre nos quedará este reducto de estulticia en el que somos felices demostrando nuestra necedad día tras día.

Dr. Flatulencias.

Meteorismo galáctico dijo...

Esto de no reconocer nuestra ignorancia es algo que podemos comprobar a diario algunos de los que trabajamos en un entorno laboral de esos en los que proliferan las reuniones. ¿Quién no ha estado en una reunión en la que nadie tiene ni idea del tema que se va a tratar? No me refiero a que ignore el orden del día de la reunión (eso es algo que ni siquiera suele existir), me refiero a que el tema sobre el que se va a debatir es plenamente ignorado por casi todos o todos los presentes. Pero lo más absurdo es que, a pesar de eso, la reunión se alarga hasta el infinito porque todo el mundo quiere meter baza y dar su opinión o mostrar a la concurrencia sus “grandes conocimientos” sobre el tema. El caso es que, como nadie tiene ni idea de nada pero ninguno se atreve a reconocerlo, hay que evitar a toda costa quedarse callado para que nadie se dé cuenta de la ignorancia de uno.

Finalmente todo el mundo sale de la reunión con un nivel de desconocimiento del tema que se ha tratado superior al que tenían cuando comenzó, pero con fechas inamovibles para llevar a cabo unas tareas que nadie entiende.

Y, siendo las cosas así, pocos son los que se atreven a decir algo tan sencillo como: “Señores, yo no entiendo nada y no sé de qué estamos hablando”. Pero cuando algún valiente se atreve a hacer tan deshonrosa confesión, siempre hay unos cuantos que se animan a “salir del armario” del paripé para apoyar al simpático ignorante confeso, cosa que siempre es de agradecer.

Ful el Blogcazas dijo...

¡Qué disparate! jajajaja

Brenda dijo...

ja, y eso lo meditas en el bater?.. enfin quizá tu,tu bater, tus pedos y tu brillante calva tengais que hacer una campaña anti-ignorancia,algo util vamos!

he aqui,tu pedante y pequeña amiga xDD
(y una cosilla, deberías resumir tanta palabra...voy a acabar leyendo esto antes de dormir...)

Meteorismo galáctico dijo...

Estimada y joven Brenda:

Me llena de orgullo saber que, a pesar de tu juventud y tu poco apego por la pedantería y por los temas escatológicos, hayas sido capaz de leer alguno de mis rollos.

Sin duda alguna hay algo en tu interior que hace que te sientas atraída por este discurso florido y pedante que sale de mis dedos cuando escribo y de mi boca cuando hablo. Estoy convencido de que, poco a poco, te convertirás en la intelectual de tu grupo de amigos y, cómo no, de tu familia. Lo que no veo tan claro es que también acabes siguiendo la senda de la flatulencia (de eso debes estar harta por lo pedorros que son en tu entorno familiar).

Gracias por tu simpática aportación.

P.D.- Dado mi carácter pedante y gramaticalmente quisquilloso, me permitiré hacerte una corrección léxica: “Váter” se escribe como aquí lo he hecho. Comprendo que es una palabra confusa por eso de provenir del inglés “water closet”, así que no te acongojes por tan pequeño error, peor es lo de Mercedes Milá, que a su edad y creyéndose una gran periodista, dice a todas horas esa burrada de “delante mía” (no me cansaré de criticar una y mil veces tan garrafal delito gramatical).

nati dijo...

Mi amiga profesora de instituto de 4 de la ESO , me relataba que en su ultimo examén de lengua hizo la pregunta: ¿Qué autor escribio el Quijote? y un alumno respodió: Sancho Panza.
Y como esto , ella te podría contar mil historias . Los adolescentes españoles de hoy en día, no tienen mucha más cultura general que esos chicos americanos del video.

Meteorismo galáctico dijo...

¡Hola Nati! Ya te echaba de menos.

No sé si los chavales de ahora son más ignorantes de lo que lo éramos los de hace treinta años, tal vez no tengan ni idea de cosas de esas que a nosotros nos parece impensable desconocer (como lo del Quijote), pero también es cierto que los chicos de ahora saben escribir mensajes en un teléfono a toda velocidad, utilizando sólo el dedo gordo y en un idioma completamente nuevo que carece de vocales, que ignora las haches y las uves y que utiliza la equis con profusión.

También han conseguido reducir el idioma español a unas cuarenta o cincuenta palabras con las que se entienden perfectamente. Lo que no entiendo es cómo lo hacen porque, si os fijáis, la mayoría de esas palabras son sinónimas, con lo que realmente se comunican con diez o veinte conceptos (¿sabrán lo que es un concepto o “conceto”, según Pepiño?

Pondré un ejemplo de la riqueza lingüística de estos tiempos (las palabras o locuciones de cada línea son sinónimas):

Tronco, tío, colega, macho.
Guai, dabuten, de puta madre, flipante.
Marcha, desparrame, fiestuqui.
Enfadarse, rayarse, chinarse.

El caso es que están consiguiendo que la gente mayor se apunte a su neocultura. Ahí tenéis a la gran Mercedes Milá, que cada día goza más hablando en televisión como una quinceañera, dando las mismas patadas al diccionario que algunos de nuestros queridos infantes.

nati dijo...

Bueno ,quiza yo me esté quedando antigua ,pero si entrase (por poner un ejemplo) , en un bufete de abogados y se dirigiesen a mí ,con algo asi como ``tronca esto es dabuten , un desparrame ,no tienes que rayarte'' pues no se....quiza saliese por patas.
Hablando en serio , el tener un conocimiento de historía ,de hechos del pasado o de las diferentes culturas que han existido ,nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea
(por lo menos a intentarlo).
Un saludo